TECNICA EN PASARELA

MODELO EN LA PASARELA. ¿COMO DESFILAR?

La manera correcta de pisar en una pasarela es poner la planta del pie en el piso, después se apoya el talón; poniéndose siempre un pie delante del otro, como si se visualizara una línea recta en el piso. Caminando de esta manera, hay que soltar las caderas, enderezarse, mantener la cabeza erecta, con la mirada siempre recta, horizontalmente; los brazos deben estar sueltos a lo largo del cuerpo, acompañando los movimientos de tu cuerpo. No los tenses. Si te dan ganas de poner la(s) mano(s) en la cintura, hazlo con elegancia, siente realmente tu cintura (las manos agarran la cintura y descansan en la cadera).



Con traje de baño, nunca pongas tus manos en la cintura (siempre brazos sueltos).

Los tacones femeninos deben de tener como mínimo 7 cm y las mujeres deben saber usarlos con gracia, como si estuvieran descalzas.

Para mostrar profesionalismo hay que evidenciar intuición, sensibilidad, capacidad de captar los detalles del pensamiento del estilista, porque el vestido no solo se lleva a lo largo de una pasarela cubierta de focos y fotógrafos, sino que se interpreta. Y eso hay que hacerlo precisamente con inteligencia.

Hay que captar el mensaje que el diseñador plasmó en la ropa y que quiere dar a conocer, a través del modelo, para que éste, a su vez, lo transmita al público.

Por ese motivo, para hacer bien el oficio de modelo hay que ser inteligente además de tener belleza. Hay que ser capaz de encarnar el papel de la mujer u hombre mas guapa o atractivo del mundo, con la ropa mas bonita, más increíble, que se haya visto jamás, y hacerlo creíble ante el público con cada vestido y en sólo cincuenta segundos.



Una sonrisa previa a la salida aumenta el atractivo. La piel respira y los ojos brillan. No sé trata sólo de saber desfilar y de caminar con el cuerpo recto. Las modelos pueden ser perfectas en pasarela, pero si no tiene una cara espontánea, interpretativa y un carisma, que se refleje en las fotos, los 200 o 300 fotógrafos que asisten al desfile las pasaran por alto e intentaran enfocar a otras modelos.

Precisamente es por eso que la preparación del modelo, previa a la pasarela, es bastante intensa. Y el fruto de ese esfuerzo, es verlo plasmado en las fotografías y comentarios que de él se hagan en los medios.

La carrera a la cima, depende de que el modelo, tenga un comportamiento óptimo, ya que tras cada trabajo se genera otro, sólo por el profesionalismo que tuvo.

Todo acto genera una consecuencia, y en esta carrera, como en otras, un alto grado de profesionalismo acorta la distancia entre el inicio y el éxito.

Los creadores de moda saben que una modelo de primera línea, es parte del espectáculo y que la gente valora una colección también por su profesionalismo a la hora de desfilar, interpretar y pasar sus diseños.



Qué se espera de un modelo de pasarela


Personalidad: Valora, sin exagerar, tus propias características (gestos, caminar, expresión) y tu personalidad aflorará a la hora de vestir la ropa y desfilar.

Autoconfianza: Confiar en uno mismo es imprescindible para un buen modelo

Naturalidad: Ser natural es la palabra de orden para el que quiere ser un buen modelo. Caras y gestos, muecas artificiales, caminar con pose son señales de amateurismo. Así que sé tú mismo en la pasarela y sólo actúa de manera diferente si la propuesta del desfile lo exige.

Ritmo: Tu caminar necesita mantener el mismo ritmo desde el comienzo hasta el fin de la pasarela. Si lo cambias bruscamente en el medio de la pasarela, eso causará una alteración en toda la armonía del desfile. Así que, si entras con pasos largos, sigue hasta el final con este mismo ritmo. Si desfilas más despacio, no te aceleres en el medio de la pasarela, porque eso puede dar la idea de que quieres apurar el desfile por no sentirte a gusto.

Comprensión de la propuesta del desfile: Necesitas comprender exactamente que es lo que el estilista quiere de ti. Un modelo inteligente es el que consigue mirar la ropa y percibir la mejor manera de darle vida, o sea, interpretarla, prestando su cuerpo y su alma, como lo hace un actor con un personaje. Durante el ensayo, se receptivo. Es en este momento que se dan las instrucciones para el desfile. Sigue al pie de la letra todo lo que programa el director, agregando un poco de tu toque personal.


Cómo comportarse en el catwalk

La primera regla es vestirse bien y rápido. Hasta en el ultimo momento, poco antes de ingresar a pasarela, hay tiempo para cerrar un cremallera, ajustar un corpiño, para componer bien la falda.

Una vez vestidos, los modelos se colocan en fila, por orden de aparición y esperan a que el director les de la señal de salida y las últimas indicaciones.

Los instantes previos a la salida, bajo la luz de los reflectores podrían se momentos de pánico si la profesionalidad de los modelos no fuese una garantía para el resultado del desfile.

Y para ser rápidos y precisos en necesario e indispensable estar concentrados. Es el secreto que permite realizar movimientos veloces, pero tranquilos, seguros. Sus movimientos asemejan a la gestualidad de las artes marciales, lenta, pero precisa, fruto de la concentración total. Sólo así se puede hacer frente a la celeridad con la que todo el mundo se mueve a su alrededor.

Antes de encontrarse con el público, queda la prueba del espejo. Maquillista y peluquera dan allí mismo, sobre el terreno, los últimos retoques: un poco de spray en una melena rebelde, brillo en los labios o maquillaje correcto en un inoportuno moretón que se ha descubierto con horror en un muslo.

Y cuando se sale a la pasarela, aparece el miedo de caerse.

En la pasarela, el modelo debe pararse ante los fotógrafos y contar mentalmente uno, dos, tres, despacio, sin prisas. Todo glamour y armonía.


Algunos consejos

Ten paciencia: serán horas y horas de espera hasta que llegue tu momento de brillar en la pasarela, todo un día para algunos minutos de desfile. Así que llévate un libro, descansa, inventa una y mil maneras de hacer que el tiempo pase de manera útil.

Crea un clima agradable con todo el equipo: trata a todos, desde el director hasta la señora de la limpieza, con mucha educación. Nada de distinciones prejuiciosas o adulaciones. Todos son iguales y así merecen ser tratados.

Pon atención a las recomendaciones: mientras estás en los camerinos haciendo pruebas de vestuario o sentado en la silla de maquillaje, repasa mentalmente todas las determinaciones del equipo. La mejor manera de demostrar respeto por los profesionales que trabajan contigo es siguiendo sus recomendaciones al pie de la letra.

Mantente relajado: para mantenerte relajado durante horas de espera y estrés, estírate 20 minutos antes de subir a la pasarela o siempre que te sientas tenso. Mueve el cuello de un lado a otro, mueve tus hombros, brazos, espalda, piernas y pies. Otro ejercicio es contraer el cuerpo y relajar enseguida: empieza con las piernas y después sigue con los brazos. Inspira, cuenta hasta cinco, sostén un poco el aire y exhálalo, relajando mientras cuentas hasta diez (debes de tardarte más exhalando que inhalando para que logres disminuir la adrenalina). Para suavizar las expresiones del rostro, haz muecas, bosteza, abre la boca lo máximo que puedas. Después de estos pequeños ejercicios, vuelve a concentrarte en el desfile.

Aprende a contraer el abdomen: uno de los secretos de una buena postura es la contracción del abdomen. Eso no quiere decir que tienes que forzarlo hacia adentro, jalando el aire y quedándote con el pecho artificialmente inflado: eso en vez de adelgazarte hace que tu cuerpo crezca. Para conseguir el efecto correcto, suelta todo el aire de los pulmones y luego contrae el abdomen. Vas a sentir la diferencia.

Incorpora la propuesta de la pasarela: cuando ya estás vestido para el desfile, ya no eres el dueño de tu cuerpo. Él, ahora, pertenece a una idea, a un concepto creado por el estilista que necesita ser transmitido, integralmente, para el público. Trata de concentrarte en esto todo el tiempo. Obviamente podrás platicar, reírte, retocar el maquillaje, pero la concentración es fundamental para incorporar la propuesta de la ropa y de todo el desfile.

Siéntete seguro sobre los zapatos: cuando los estilistas eligen los zapatos que los modelos van a usar, ellos piensan en ayudar a definir lo que se desea del caminar. Es por eso que, antes de subirte a la pasarela, tienes que caminar de un lado a otro en el camerino para que te sientas seguro y captes el alma de los zapatos que eligieron para ti.

Cambio de vestuario: parece que no te va a alcanzar el tiempo, pero hay todo un equipo en la retaguardia haciendo que las cosas sucedan. En el momento del cambio de vestuario, tienes que ser rápido y olvidar cualquier pudor, en ocasiones hay ajustes de vestuarios de último momento que hacen que quedes desnuda esperando el cambio.

Ambiente en el backstage

- Los modelos cuidan que gente extraña al desfile observe entre las puertas cuando se cambian de ropa.

- Puertas adentro todo sucede con la mayor eficacia y naturalidad.

- Cada uno dispone en el vestuario de una zona exclusiva, marcada con su foto y su nombre. De una barra cuelgan las perchas con los vestidos que deben ponerse, en el orden adecuado.

- Un modelo llega a cambiarse hasta siete veces de ropa durante un desfile

- Debajo de cambio, el calzado elegido por el diseñados.

- Y alrededor, los estilistas revoloteando, dispuestos a darle el toque final a cada conjunto

- Pero todavía queda un detalle: la prueba del espejo. Todos corren a mirarse y a concentrarse en el momento previo a la salida

- Tienes que verte para saber qué es lo que vas a interpretar.



Detalles a tener en cuenta.

- Si sales a la pasarela después de una sonrisa, darás una imagen más atractiva. La piel aun respira y los ojos te siguen brillando.

- Si a tu paso la gente aplaude, no te inmutes. Los aplausos van dirigidos a la ropa y no a la persona que la lleva. Sigue caminando como “si no fuera contigo”.



Los puntos negros de la pasarela.

Los modelos trabajan muchas horas sin descanso. No hay pausas para la comida, ni regulan sus horarios. Por esto la tarea de la ASOCIACIÓN MODELOS ARGENTINOS, es dictar las normas a traves de Convenios colectivos de Trabajo, las pautas y derechos de los trabajadores de la Imagen publicitaria.

Es una profesión que impone vivir siempre a la carrera, de un vestido a otro, de una pasarela a otra. Por lo que tendrás que ser consciente de tus derechos a descansos, saber cuales son tus alimentos sanos y conocer tus limites físicos, tendrá que velar por que sus modelos lleven una dieta equilibrada y que no pierdan ninguna comida durante su jornada laboral.


Tarifas

Las tarifas son tan dispares como cabe imaginar. Los honorarios a percibir por modelos varían:

-Según categoría personal.

-Según los medios donde se va a difundir su imagen.

-Si tienen que hablar o no.

-Según la cantidad de ropa con la que aparece el anuncio. Cuanta menos ropa el cachet es mayor.

-Si la marca se va a asociar con su rostro.

-Para las revistas, en ciertas ocasiones, suelen posar por canje por una cuestión de prestigio, pero jamas deben permitir que no haya contrato y aportes, porque desprestigian la profesión al pasarlo por alto.

-Las negociaciones se hacen trabajo a trabajo.

-Siempre hay una agencia que va a ofrecer tarifas más bajas para conseguir un trabajo, por lo que te sugerimos que leas los convenios colectivos de trabajo.



Consejos

Tener una disciplina espartana y saber adaptarse a todo tipo de situaciones… incluso a las más extrañas, ¡que las hay!


Se natural y sincero.

Con imagen bella, pero en tu estilo.

No ir con aires ganadores o soberbios. Vivir sin angustias y disfrutar de todos los días de tus trabajos. Imprescindible: andar con zapatos con los que habitualmente no andas, como si fueran pantuflas. Guardar mucha tranquilidad. En el fondo nunca pasa nada que no tenga arreglo. No tenerle respeto a los objetivos de la cámara, posando y hablando como si se tratara de una amistad entrañable. Y lo más importante, ser siempre y en todo momento profesional.

Condiciones para la selección de modelos en un casting.

Si es de pasarela:

-Disposición a un régimen casi militar si quieren estar en el grupo seleccionado. Solo así se puede hacer frente a la celeridad con la que todo el mundo se mueve alrededor

- Un buen book o unas buenas fotos de revistas especializada de modas.

- Una actitud que suene, porque lo del cuerpo espléndido no vale. Hay miles con belleza, altura, medidas,….

- Pasar la prueba de la pasarela con absoluto domino.

- Caer bien a los diseñadores que presentan sus colecciones.

- Estar en una buena agencia de modelos.

290 vistas
  • Twitter - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle

ASOCIACION MODELOS ARGENTINOS. 

© 2013 AMA